Diabetes

La diabetes tipo 2


En el año 2011 se calculaba que la diabetes afectaba a más de 365 millones de personas de entre 20 y 79 años en todo el mundo. Se prevé que esta cifra aumente hasta los 550 millones de personas en 2030 debido al envejecimiento de la población y al aumento de la obesidad.

Diabetes 

La diabetes tipo 2 supone aproximadamente entre un 90% y un 95% de todos los casos de diabetes diagnosticada en adultos. Se trata de es una enfermedad crónica y progresiva caracterizada por la resistencia del organismo a la insulina y la disfunción de las células beta del páncreas, lo que disminuye la sensibilidad a la insulina y su secreción, produciendo niveles elevados de glucosa en sangre. Con el tiempo, esta hiperglucemia sostenida contribuye a empeorar la resistencia a la insulina y a una mayor disfunción de las células beta. Hasta el momento los tratamientos para la diabetes tipo 2 se han enfocado principalmente en mecanismos del cuerpo dependientes de la insulina. Un enfoque que actúe independientemente de la insulina podría proporcionar una opción adicional a los pacientes adultos con diabetes tipo 2.

Existen importantes necesidades no cubiertas, ya que muchos pacientes no están controlados con terapia hipoglucemiante actual. Además, muchos pacientes presentan comorbilidades adicionales, como la obesidad, que complican el control glucémico.