Nuestro compromiso

Nuestro compromiso con la igualdad de oportunidades

La larga historia de compromiso de Bristol-Myers Squibb con los principios de igualdad de oportunidades y trato equitativo para todos los empleados se confirma en nuestra misión y compromiso. Como empleado, cada uno de nosotros es responsable de asegurar que nuestro ambiente de trabajo encarna la justicia, la equidad y el respeto.

En Bristol-Myers Squibb, estamos comprometidos con una fuerza laboral que refleje y considere la diversidad de nuestros pacientes y clientes, nuestros accionistas y las comunidades donde vivimos y trabajamos. Un equipo de trabajo diverso y una cultura de integración alientan perspectivas únicas y nuevas ideas, e inspira la creatividad y la innovación.

Ninguna persona será objeto de discriminación por motivos de sexo, raza, color, religión, origen nacional, edad, capacidad física o mental, estado de excombatiente receptor de prestación, orientación sexual, estado civil, identidad y expresión sexual, u otros grupos protegidos con respecto al empleo, retención y promoción. La dirección de Bristol-Myers Squibb es responsable de asegurar que todas las decisiones de contratación y promoción se basan en criterios objetivos, requisitos relacionados con el trabajo y las cualificaciones de la persona.

La dirección también es responsable del desarrollo de estrategias y programas que promuevan nuestro objetivo de unos equipos de trabajo diversos. Estos esfuerzos deben promover la igualdad de oportunidades y garantizar una representación equitativa en todos los niveles de nuestra organización en todo el mundo. Estos esfuerzos también deben cumplir con las políticas de Bristol-Myers Squibb y las leyes aplicables en todos los países donde hacemos negocios.

El compromiso con la diversidad y la igualdad de oportunidades es fundamental para nuestra cultura. Es imprescindible que aseguremos un ambiente de trabajo que incluya la diversidad y que esté libre de todas las formas de discriminación, incluido el acoso. Esto tiene sentido también desde una perspectiva empresarial para ayudar a asegurar que atraemos y retenemos el mejor talento posible para poner en práctica nuestra estrategia. Por encima de todo, es lo que hay que hacer.

Lamberto Andreotti
Consejero delegado
Junio de 2010